martes, 28 de julio de 2015

Regalitos cumpleañeros de Maran: Flormar, Kiko, y algo más.

¡Hola, potingueras!

Hace unas semanitas fue mi cumpleaños, y, como no podía ser de otra forma, recibí regalos de diferentes personas. Unos potinguiles, y otros no.

Hoy nos vamos a dedicar a conocer un poquito aquellos con los que me obsequió mi amiga Maran de Maran Y Su Tocador, que me preparó una bolsa de productos variadita, y con fundamento.

Comenzamos con 3 cositas de la colección de Flormar Bohemian Dream, la colección de verano, que venían acompañadas por una preciosa bolsa de tela con un bonito diseño étnico que le hace de fondo a estos productos en las fotos que váis a ver a continuación.


Esta colección es de corte romántico y colorista, pero con matices. Tanto las sombras como los coloretes tienen colores muy saturados en el envase en el que se presentan. Sin embargo, tienen una peculiaridad: no son productos cubrientes, sino que dejan un velo de color bastante sutil, pero con un reflejo metalizado y brillante muy bonito y evocador.

Flormar engloba estos productos con el sobrenombre de "Puffy", y nos explica que es un gel polvo que se aplica directamente con los dedos, y que tiene una intensidad modulable.

Francamente, será modulable, pero si queréis intensidad de color, váis a tener que buscar truquitos, como he hecho yo con la sombra Puffy Eye Shadow 06 Tied-Dyed, Please!




Tiene un color azul impresionante. Sin embargo, como podéis apreciar en los swatches, directamente aplicada sobre la piel, apenas deja color en transferencia; pero, sobre una base negra, con el mismo sistema, y la misma cantidad de producto, el resultado es totalmente diferente.

Con el colorete  Puffy Blush 02 Hippie Fest pasa más de lo mismo. Si quieres que en tus mejillas se note el precioso color rosa que tiene, deberás insistir con su aplicación.





Ahora, si quieres un efecto muy natural, pero muy fresco, de estos típicos de chica de 20 años tras una buena siesta y una piel perfecta, mejor aplicarlo en poca cantidad. Le vas a hacer dudar al personal sobre si vas o no maquillada.

Lo que más me ha gustado de esta colección ha sido el Color Liner 04 Flower Guitar.
Es un eyeliner líquido que tiene un preciosísimo color turquesa de acabado intenso y metalizado.




El pincelito es de pelito flexible. Está bien cortado y tiene un grosor manejable. Sale cargadito del bote, así que controlad eso si no queréis un delineado demasiado grueso.

Una vez se seca, ya no se mueve como no lo retires con un bifásico.

Le voy a dar mucho trabajo este verano, porque me parece uno de los colores imprescindibles para esta estación. Me encanta.


Pasamos por Kiko, que ya estaban en rebajas, y ambas picamos con dos de los jumbos para ojos Vibe2 Long Lasting Eyeshadow

Estas sombras en crema en formato jumbo tienen la particularidad de tener dos partes diferenciadas de color.

La teoría es que puedes tener 3 colores para usar: los dos de las facetas del jumbo, y el que se crea mezclando los colores de esas dos partes, que se puede matizar en cuestión de intensidad según apliques más o menos cantidad de cada una de ellas.


Cuando salieron, a mi no me sedujeron demasiado por cuestiones prácticas que os voy a comentar ahora, pero, cuando son rebajas, estás de cumpleaños, con una amiga, de potingueo, y con ganas de experimentar con nuevos productos, picas con más facilidad.

Esas cuestiones prácticas que os comentaba, que sospechaba antes de probar estos jumbos, y que se han confirmado una vez los he probado, son, principalmente, dos: que es complicado que las partes no se acaben mezclando, por mucho cuidado que pongas en usar un solo color; y que el lápiz se acaba quedando bastante guarrete cuando haces las mezclas.

Eso sí, tienen formato automático y no pierdes producto sacando punta; y lo de que se manche, ...bueno, la idea es que los colores se acaben mezclando, esa es la gracia final.

El 02 Amethyst And Rose tiene una parte marrón con destellos fucsias, y una en un tono muy claro, un salmón apagadito con destellos doraditos en tono frío. 





Cuando se mezclan, el resultado es precioso, sobre todo, bajo luz artificial, que es como más lucen estas sombras.

El 06 Ebony And Taupe me la jugó en la tienda, porque, una vez más, me fié del efecto de la luz del establecimiento (mal por mi parte por no salir a la calle a comprobar el color real), y me llevé un jumbo con colores que ya tengo de otra colección anterior.




Arriba con luz naturalo, abajo con luz artificial

Lo hubiera cambiado, pero, con el calor, la sombra se deformó un poco y parece usado, y no tengo ganas de que me pongan la cara colorada sin motivo. Os prometo que yo me encontré el jumbo como lo véis, pero sé que fue el calor, y no otra persona, porque estaban incluso despegados de su base (los metí en el congelador, los coloqué en su sitio, y los dejé a temperatura ambiente de nuevo. Solucionado)

Como véis, tiene una parte gris muy oscuro, y otra en un tono gris con cierto subtono rosado-liláceo; ambas, con destellitos (el más oscuro en rosa y plata, y el más claro en plata) Mezcladas, bajo luz artificial, parece incluso más malva de lo que es.

Creo que este jumbo lo usaré más en invierno que ahora.


También pasamos por Sephora, BodyBell, y Druni. Allí nos comparmos el lápiz Master Drama de Maybelline Ultra Black.

No os voy a decir mucho más sobre este lápiz, porque lo tenéis reseñado en el blog.

En Sephora, tanto Maran como yo compramos algunas cositas. 

Ella me regaló las sombras, el jumbo, y el esmalte de O.P.I. que véis en las fotografías, y yo me compré alguna cosita más.

Como no quiero hacer este post más largo, os hablaré de todo ello mañana.


Sólo que queda agradecer a mi amiga su generosidad, su compañía, y su dedicación buscando y eligiendo regalos para mi. Gracias, corazón.

¿Qué os han parecido los regalitos?¿Qué producto os ha resultado más curioso?¿Tenéis alguno de ellos?¿Cuáles son vuestras impresiones al respecto, potingueras?


lunes, 27 de julio de 2015

PediSilk. Pies perfectos, también en vacaciones.

¡Hola, potingueras!

En verano, llevamos los pies al aire, y es la época en la que más sufren de sequedad; por las temperaturas, el estar expuestos al aire, el constante roce de distintos zapatos y sandalias, la arena, el agua, el cloro, ...; y por todos esos mimos y cuidados que no les hemos dado en estaciones más frías porque da perecita quitarse el calcetín y dedicarles 5 minutos de cuiados.

Confesad, más de una se ha visto retratada
No pasa nada, nadie es perfecto. Y a todas nos ataca de vez en cuando esa pereza malvada.


A mi me gusta llevar una buena rutina de cuidado podal. Creo que es fundamental cuidar los pies, y que lo hacemos, genralmente, menos de lo que deberíamos. No se trata de obsesionarse con ellos, pero sí de ser conscientes de que hacen un trabajo duro cada día por nosotras,  que no siempre es agradecido. Creo que dedicarles un mínimo de 5 o 10 minutos una vez por semana (y me estoy yendo al mínimo minimalista) no nos cuesta tanto; más, si tenemos en cuenta que, cada vez, existe una variedad más amplia de aparatitos destinados a facilitarnos la tarea de la pedicura, a un coste afrontable por cualquier bolsillo medio, y de uso sencillo.


Hoy os voy a hablar de Pedisilk, una lima eléctrica antidurezas que nos proporciona un resultado profesional desde la intimidad de nuestro hogar, o del lugar de vacaciones que elijamos.

Es un aparatito de un tamaño relativamente pequeño. Cabe en una mano, y podemos agarrarla con ella.

Tiene un tacto muy suave, y es ligera en cuanto al peso, si la comparamos con otras limas eléctricas. 
Esto es porque no necesita pilas. Se trata de un aparato autorecargable mediante un cable Usb con su adaptador -incluídos en el pack de Pedisilk-, que le permite una autonomía de 1 hora.



Por tanto, no sólo pesa menos, sino que te lo puedes llevar donde quieras, y recargarlo en cualquier toma de corriente.

Hay que cargarla antes de utilizarla por primera vez. Solo tendremos que conectar el cargador, y esperar a que el pilotito se ponga en verde. 

Tiene dos velocidades para ajustarlo al tipo de dureza que queremos combatir. Simplemente, cambiamos de un a otra apretando el botoncito central. Velocidad media (zonas más sensibles), velocidad rápida (durezas más resistentes), y paro. Click,  click, click. Más sencillo, imposible.



El rodillo que incluye Pedisilk es de avanzada tecnología nanomineral, con partículas de Corundum
Existen dos versiones de este rodillo, normal, y extra. La que se incluye en el pack de Pedisilk es la normal, pero se comercializa un duo de rodillos de recambio que incluye un rodillo de cada tipo a precios que oscilan entre los 11 y los 13€. Depende de dónde los compréis.



Se recomienda cambiar los rodillos cada 6 meses de utilización, pero eso va a depender también del uso que hagáis de ellos, y de cómo los cuidéis.

Para cambiar el rodillo, hay que apretar el botón lateral, y sacar el rodillo. Después, insertaremos el otro rodillo que queramos utilizar. Tiene un ajuste diferente en cada lateral. Fijáos en que sea igual la pieza del rodillo y el hueco de la lima para ajustarlo bien.


La limpieza de la lima Pedisilk es muy sencilla. Por un lado, sacamos el rodillo, lo lavamos bajo el grifo con agua, y lo secamos con un paño limpio.

Para limpiar la lima, humedecemos un trapo limpio, y lo pasamos por la superficie. Lo secamos bien con otro paño seco y limpio.

Pedisilk es un aparatito muy versátil; tanto, que tenemos, además, un set de manicura y pedicura compatible con la lima Pedisilk.



Tan solo tendremos que cambiar el rodillo de raspado por el que incluye este set, que es liso, y encajar en el agujerito lateral la herramienta que queramos utilizar en nuestras uñas. 

http://picasion.com/

Este set tiene un precio parecido al del pack de rodillos de recambio.

Pedisilk me ha parecido una herramienta útil y cómoda. Es ergonómico y ligero, fácil de manejar, y muy efectivo. Tan sólo hay que tener cuidado de agarrarlo por la parte inferior del aparato sin ejercer demasiada presión, y no insistir en la zona a tratar más de 5 segundos seguidos, porque podemos pasarnos y lastimar la piel. 
Se utiliza siempre con la piel seca.

El precio de la lima Pedisilk es de 29,99€, y podéis encontrarla en farmacias, parafarmacias, y la parafarmacia del El Corte Inglés.

También he visto algunos sitios donde comercializan packs que incluyen la lima, los recambios de rodillos, y el set de manicura y pedicura a un precio interesante. Buscad, porque os podéis ahorrar dinerito.

Pedisilk no es la primera lima electrónica que uso, y lo cierto es que competía con una que me gusta mucho. No puedo deciros cuál me gusta más, porque, donde encuentro un posible inconveniente en una, le encuentro la ventaja a la otra. y viceversa, así que acaban compensadas.

¿Conocíais Pedisilk?¿Os animaréis a probarlo, potingueras?

sábado, 25 de julio de 2015

Ganadora Sorteo Guapabox Julio Miss Potingues

¡Hola, potingueras!

Hoy vamos a conocer a la ganadora del Sorteo Guapabox de Julio Miss Potingues.

Os agradezco a todas la participación, pero algunas de vosotras os lleváis un tirón de orejas por no dejarme enlace a vuestro perfil en GFC, captura de pantalla, o forma de comprobar vuestro seguimiento.

Si yo no puedo certificar que cumplís con lo básico, aunque salga vuestro nombre como vencedor, no lo puedo dar por válido, así que tened cuidado con estas cosas, por favor.

No ha sido el caso en esta ocasión, porque la ganadora ha salido a la primera, pero podría pasar.

Y, ahora sí, la ganadora del Sorteo Guapabox de Julio Miss Potingues es:




Sorteo aquí.

¡Enhorabuena, guapetona!
Por favor, envíame tus datos postales y un número de teléfono en el que poder contactar a miss.potingues.mail@gmail.com para pasárselo a Guapabox, que será quien te haga llegar tu premio.
Tienes hasta el 28 de julio para reclamar tu premio.

¡Gracias a todas, y suerte para la próxima, potingueras!

viernes, 24 de julio de 2015

Miss Recetuelas, Vol. 3: Canapés de Aguacate y Queso Vegano

¡Hola, potingueras!

Hoy vengo con una propuesta que os puede salvar un aperitivo o una merienda para niños y adultos. Es una cosita sencilla y fresca, que no requiere más de 5 minutos de preparación si tenemos todos los ingredientes.

Para elaborarlos se requiere:
-  Tostas, minitostas, biscotes, o similar. Yo he utilizado minichapatas de espelta integral.
-  Tomates, del tipo que queráis. Yo usé del tipo Cherry porque es lo que tenía en casa (siempre aprovechad lo que ya tenéis, a ser posible)
- Aguacates maduros. Que ni se deshagan con rozarlos, ni estén duros.
- Queso vegano. El que yo utilicé es un queso elaborado a base de vegetales, sin lactosa, ni gluten, ni proteína de leche. Vosotras podéis utilizar queso no vegano si lo preferís.
- Pimienta en polvo. Si es de molinillo, mejor.
- Aceite de oliva virgen extra.


La elaboración es muy simple:
Colocamos la tosta, una rebanada de tomate, unas gotas de aceite de oliva, una de aguacate (o trocitos que la simulen), una de queso, y espolvoreamos la pimienta por encima.

Lo ideal es que las lonchas no sean ni muy finas ni muy gruesas, siendo la de queso algo más gruesa que las otras dos si queréis que este sabor predomine sobre el resto de ingredientes.

Pese a que el aguacate ya es graso (pero son grasas buenas, así que no os echéis las manos a la cabeza), me gusta echar unas gotitas de aceite de oliva para darle un punto de acidez al conjunto, porque el resto de elementos tienen notas dulces. Lo agrego sobre el tomate para que no se empape el pan directamente y no resulte desagradable cuando lo metamos en la boca.

La pimienta que yo suelo utilizar es una mezcla de pimienta negra, roja, blanca y verde que tengo en un molinillo. Lo compré así, y seguramente podáis encontrar algo parecido en cualquier supermercado. En caso contrario, usad pimienta negra, y no os compliquéis la vida.

El queso vegano y las chapatas de espelta las compré en una tienda de alimentación "especial". 

Es un platillo muy visual, muy agradable al gusto, y bastante saciante. Seguro que sorprendéis a vuestra familia con el toque del aguacate.

¿Qué os ha parecido la propuesta de hoy?¿Soléis jugar con la fruta en vuestros platos más allá de las ensaladas y los postres, potingueras?

jueves, 23 de julio de 2015

Invisibobble: Ni marca, ni rompe tu cabello

¡Hola, potingueras!

Hoy voy a hablaros de un producto que, pese a que ya lleva unos meses circulando por ahí, no había probado hasta hace poco. 

Se trata de Invisibobble, una "goma" para el cabello un tanto particular.

Todas, en algún momento de nuestra vida, nos hemos recogido el pelo. Y todas, en algún momento de nuestra vida, nos hemos acordado del inventor del elástico que hemos utilizado por varios motivos:
- No sujeta bien el pelo y se acaba cayendo (la coleta, la goma, o los dos)
- No hay forma de darle la tensión que necesitas (o es muy corta, o es muy larga; o es muy dura, o es muy laxa)
- Te rompe el pelo y, cuando te la quitas, te quedas con media melena en ella.
- No hay forma de retirarla del pelo, y el proceso se convierte en algo doloroso y complicado.
- Te deja marcas por todas partes, y, además, notas esa tensión en el cuero cabelludo que te acaba dando dolor de cabeza, literalmente.

¿Cuántas de vosotras habéis pasado por eso? Yo, por todas.


Por eso, cuando comencé a saber de la existencia de Invisibobble, me pareció curioso. Sin embargo, antes de que llegara a probarlas, me tropecé con dos versiones de elástico para el cabello muy similares que he estado utilizando durante meses, y que hoy os voy a comparar con el origial que las inspiró.

Comencemos por Invisibobble.
Se trata de un coletero de plástico con forma de espiral. Nos recuerda al cable retorcido de los teléfonos antiguos. A mi esto ya me hizo sonreir. Me pareció un guiño vintage muy cuco.


Precisamente esa forma es la que consigue una presión desigual sobre la circunferencia de la coleta, proporcionando la sujección justa, sin dejar marcas, o romper el cabello. Por supuesto, tampoco te va a generar dolores de cabeza por exceso de tensión.


La marca recomienda dar 2 o 3 vueltas para sujetar el monto de la melena, pero, depende del grosor de tu cabello, tendrás que dar más o menos vueltas. Esto no es problema porque es muy elástica y se adapta a todo tipo de cabellos. Sujeta, incluso, aquellos más finitos y escurridizos.

Para esa prueba he tenido la inestimable colaboración de mi señora madre, especialista en perder coleteros por disfrutar de un pelo muy fino. 

Cuando se lo ofrecí, lo cogió con pocas ganas. Al final del día, me pidió otro más para tener un par de ellos.
 
Invisibobble a la izquierda, Chinil a la derecha.

A mi otra cosa que me gusta del Invisibobble es que puedes hacer deporte con él, porque no se humedece con el sudor o el agua, no se corrompe, y no estropea el pelo.

Pese a que, según le vayas dando uso, se puede deformar, de tal forma que no vuelva a su forma circular original en principio, no es un problema, porque sigue siendo funcional. Simplemente, está retorcido de más, y queda más feíllo cuando te lo quitas, pero el cabello no lo sufre.

Además, si dejas pasar tiempo suficiente, retoma su forma. Unas veces tarda más, otras menos, pero siempre vuelve al sitio.

Como os comentaba, yo había probado dos versiones de coleteros inspirados en Invisibobble, ambos de origen oriental.

El primero que probé es el más grande de la fotografía adjunta. Los compré en un bazar chino de mi zona.


Tienen mayor diámetro, tanto en cuanto al coletero se refiere, como al del plástico que lo conforma. Es más grueso, más duro, y se deforma antes que el Invisibobble; aunque, igual que éste, sigue siendo funcional.

Sin embargo, éste lo recomendaría para cabellos gruesos, o para hacer moños que pesen.

No puedo deciros que no sea versátil, porque mentiría. Yo lo llevo usando casi un año y estoy encantada con él; pero, para coletas más pequeñas, o para cerrar una trenza, es demasiado duro y grueso, no sirve. Los Invisibobble sí.

Desde que tengo los Invisibobble, uso menos estos coleteros gruesos. Los combino según la función que busque, pero, realmente, teniendo Invisibobble, no necesitas estos otros.


Los coleteros más pequeños de la fotografía los compré en Aliexpress, y, para mi, son una castaña pilonga, salvo que tengas el pelo muy finito, y paciencia para darte 20 vueltas. 

Eso sí, éste engancha bastante el pelo y hay que quitárselo con cuidado, porque te puedes arrancar o partir el cabello.

Apenas sujetan nada, y no aguantan el peso de la melena. Para mi, son totalmente prescindibles.

Invisibobble se presenta en cajitas de 3 unidades en 8 colores diferentes: negro, blanco, transparente, café, azul cobalto, rojo, fucsia y amarillo.

Podéis adquirirlos en farmacias y parafarmacias a un precio recomendado de 4.95€. También hay algunas páginas web que los comercializan. Todo es buscarlos.

Sinceramente, me parecen un artilugio muy inteligente y muy práctico. Si queréis hacer un regalito sencillo, pero que deje buen sabor de boca a alguien que tenga el pelo largo (largo-corto, largo-largo, largo-larguísimo,...), animáos con una cajita de Invisibobble. Puede que os mire raro al principio, pero una vez los pruebe, le va a cambiar el concepto totalmente.



Por supuesto, ¡regaláoslos vosotras! Os lo váis a agradecer

¿Conocíais Invisibobble?¿Los habéis probado ya?¿Cuál es vuestro color favorito, potingueras?


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...